ROOM MATE BRUNO (Rotterdam)

 

 

Lo de Kike Sarasola no solo es “renovarse o morir”, sino también “ampliar o desfallecer”. En su misión por expansionarse por todos los rincones del mundo, acaba de inaugurar un nuevo hotel, Room Mate Bruno en Rotterdam. Se trata del primer hotel de la cadena hotelera en Rotterdam y el segundo en Holanda.

La reconocida arquitecta Teresa Sapey ha sido la encargada de dar vida a este nuevo hotel, que cuenta con 217 habitaciones en las que tradición y exotismo se fusionan en clave modernista.

Room Mate Bruno, situado en un antiguo almacén de especias del siglo XIX de la zona portuaria de Rotterdam, da vida a uno de los pocos edificios históricos que quedan en el conocido como Manhattan Holandés del distrito Kop Van Zuid. Una de las zonas con más actividad cultural de la ciudad y uno de los principales centros arquitectónicos de Europa.

Como no podía ser de otra manera, RoomMate Bruno, cuenta con un espectacular diseño creado por la internacionalmente reconocida arquitecta Teresa Sapey, que ha sabido crear la perfecta combinación entre tradición y modernismo en un edifico que, además de mantener su estructura original del siglo XIX, ha sido concebido para trasladar al visitante hacia un viaje histórico por las Indias Holandesas, en el que el color, los elementos náuticos y las pinturas flamencas son protagonistas.

Kike Sarasola, Presidente y Fundador de RoomMate Hotels, asegura estar “especialmente emocionado con nuestra llegada a Róterdam. Room Mate Bruno es un hotel lleno de historia, situado en el corazón de una ciudad que adoro y en una zona única, un centro arquitectónico en el que se puede pasear entre edificios creados por los arquitectos más famosos del mundo. Bruno, diseñado por mi gran amiga y reconocida arquitecta Teresa Sapey, es una muestra más de imparable proceso de expansión de la cadena, que ahora llega a Róterdam para seguir haciendo felices a las personas.”

Room Mate Bruno se convierte así en el mejor amigo de los viajeros que decidan visitar Róterdam. Un capitán de barco apuesto, enérgico y aventurero con el que descubrir y recorrer las maravillas de la ciudad.

Bruno comparte ubicación con el Foodhallen. Con hasta 15 stands de comida tradicional y temática, el recientemente inaugurado mercado situado en la planta baja del hotel, permitirá a todos los elijan Room Mate en Róterdam disfrutar la más amplia variedad gastronómica de la ciudad.

Además del mejor diseño y localizaciones únicas, todos y cada uno de los huéspedes  de Room Mate Bruno podrán disfrutar de los innovadores servicios que Room Mate Hotelsofrece: desayuno hasta las 12.00 del mediodía, porque a nadie le gusta madrugar en sus vacaciones y WiMate, Wi-Fi gratis disponible no sólo en el hotel sino también en toda la ciudad.

Room Mate Hotels continua con su ambicioso plan de expansión, a los 23 hoteles que operan actualmente se le sumarán 11 nuevos proyectos ya firmados. Llegando de esta manera a nuevos destinos como: Roma, Paris, Nápoles, Las Palmas de Gran Canaria, Mallorca o Lisboa. Duplica de esta manera el tamaño de la compañía que pasa de las 1.522 habitaciones, a disponer de un total de más de 3.052 habitaciones en su portfolio.

Para Teresa Sapey “ha sido un placer volver a trabajar con Room Mate. Este proyecto ha sido muy emocionante no sólo por el reto que supone si no por la historia que envuelve al hotel. Con Room Mate Bruno, además de mantener la  identidad marinera del edificio, hemos querido llevar el sol, el sabor y los colores de España al norte de Europa. Me encanta Room Mate Bruno y estoy segura de que todo aquel que lo conozca vivirá Róterdam de una forma muy especial.”

 

Bruno es un explorador, un marinero, un viajero curioso que a través de sus experiencias nos invita a visitarle. El edificio, antes de ser un hotel ya tenía su propia identidad, el único edificio no derrumbado por las bombas durante la segunda guerra mundial. Aquí se guardaban bolsas llenas de hojas de plantas preciosas que llegaban del lejano Oriente. Desde el puerto de Rotterdam salían los barcos hacia Indonesia, las islas Molúcas o Sumatra para volver cargados de exóticas especias que además de aportar sabor a las comidas, tenían cualidades curativas. Por este motivo, todos los rincones de Room Mate Bruno están intensamente ligados con el mar, el viaje y las estrellas.

En aquel entonces los marineros se guiaban utilizando las estrellas y la cartografía astrológica y marítima, por ello, Bruno muestra en todos y cada uno de sus rincones la forma en la que antes se descubrían nuevos mundos.

Room Mate Bruno destaca por la  linealidad de sus formas, las figuras geométricas y su cromatismo exuberante. Cada planta tiene una combinación de colores y cuenta una historia diferente. Así, todo aquel que visite Bruno descubrirá una página nueva de su bitácora en cada espacio.

Por si todo esto fuera poco atractivo, Bruno oculta en su interior un secreto, un maravilloso jardín congelado. En él, azul y naranja se fusionan para crear una isla de hielo, formada por vegetación de color azul intenso,  que envuelve al sol de medianoche, un espectacular árbol naranja que protagoniza el espacio. Un ambiente que hará la experiencia de viaje única.

(www.room-matehotels.com/es/bruno/)